jueves, 4 de agosto de 2016

SOPLA



- Ginger dijo que tuviste un colapso nervioso. 
- Ella tiende a ser muy dramática. 
- Dijo que estabas en la calle, hablando sola
.
Blue Jasmine





La calma de estos días atrás trae ahora, incorporada, una especie de espesura mental que es difícil de sortear. Hace falta mucho más que un reguero de palabras, de imágenes para que poco a poco y con una concentración estratosférica cuatro ideas vuelvan a recolocarse. El cerebro es una maleta y en la última semana todo se ha ido amontonando dentro sin ordenar, sin doblar. Sigo fondeando en la nada del verano, dejándome llevar por esa nada tan perniciosa a veces y tan sana en muchas otras.  El calor siempre me despista. Cuatro pensamientos  enquistados que, aunque intento remplazar con tesón, la corriente del aire acondicionado los saca a dar una vuelta entre la canícula de esta ciudad que en verano se multiplica por mil. Me acaloro. He vuelto a leer cosas viejas, nunca mías (me avergüenzan demasiado como para hacerlo). El verano es un paréntesis que cede sin rarezas, ni melancolías. Esta tarde, a la caída del sol, me esconderé en un cine.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada