jueves, 2 de abril de 2009

AMENEH BARHAMI


Hoy he conocido a Ameneh Barhami. Para quien no sepa quien es,  lo pondré fácil, Ameneh es una chica de 30 años, ex-univeristaria de ingeniería, de origen iraní que vive en Barcelona desde hace 5 años (hasta aquí todo normal).  Ameneh ha sido cegada y totalmente disfigurada por quien, se supone, la quería. A Ameneh, un "hijo de puta", porque no puede tener otro nombre, le lanzo ácido a la cara, dejándola completamente ciega y con un rostro totalmente desdibujado. Y AQUI ES DONDE EMPIEZA EL HORROR.
Actualmente, su agresor ha sido condenado a una "pena menor" por el hecho de ser hombre. Una mujer vale la mitad que un "caballero"y, en consecuencia, su responsabilidad penal es ínfima en relación al daño inflingido .
Ameneh, en estos momentos, está siendo cuestionada porque pide que a su agresor que se le aplique la ley del Talion. Esta ley dimana del principio jurídico de la justicia retributiva, según el cual el castigo por una conducta delictiva se identifica con el crimen cometido. De esta manera, no sólo se habla de una pena equivalente, sino de una pena idéntica. La expresión más famosa de la ley del talión es "ojo por ojo, diente por diente".
En el caso de Ameneh esta condena supone poder optar a que su agresor sea cegado de un ojo, con anestesia (no olvidemos que la mujer vale la mitad y para ella no hubo anestesia que valiera y se le llevaron por delante los dos ojos), todo ello previo pago de una determinada cantidad de dinero que debe abonar si quiere que se lleve a cabo la pena establecida en la Sentencia.
En occidente, que muchas veces "nos la cogemos con papel de fumar", ahora todos nos ponemos las manos en la cabeza y clamamos contra una presunta venganza institucionalizada. Y quizas tengamos razón, o no. No lo sé.

Desde un punto de vista humano, teniendo a Ameneh al lado, creo que todos entenderíamos lo que ella reinvindica. Pero, esa es una cuestión distinta. Lo que ahora es preocupante, lo que de verdad nos encoge el corazón y nos gira en la cabeza, es el futuro de esta mujer. Su discapacidad es evidente y le va a impedir llevar a cabo una vida normal y ello sin olvidar que su físico la va a estigmatizar de por vida. ¿Que futuro le espera a Ameneh
Esto sólo era una reflexión, mi reflexión.
Necesito tiempo para poder encajar lo visto y lo oído. No sé la puede juzgar, os lo aseguro. Yo, desde luego, no puedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario