sábado, 28 de marzo de 2009

Me caguen la agencia tributaria


Soy una profesional, no me entiendan mal, soy una profesional liberal autónoma (PLA), lo que se traduce en que trabajo para mí. Me busco el cocido cada día, a mi aire. Ser una PLA me ha convertido en la escalva esposa de un ente llamado Agencia Tributaria. Y no se crean, además de meterme los cuernos con otros PLA, me los pone con los TCA (trabajadores por cuenta ajena). Me tiene todo el día trabajando para, cada tres meses, pedirme su diezmo y no se crean que me trata bien. Me hace hacer la calle todos los días, me tiene sin horario, no me deja parar ni por vacaciones, no me pagas bajas y ni un permiso me da. Mi tirano, la maldita agencia tributaria, me tiene hasta el moño. Esta tarde, tarde de domingo, en lugar de la siesta me he entregado al débito coyugal con mi letal espos@, la posesiva Agencia Tributaria y, ¿qué quieren que les diga?, el día menos pensado lo mando todo al guano y me marcho a Katmandú.

PD. Recuerden en nada nos llega el diezmo trimestral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario