miércoles, 29 de abril de 2009

Au revoir Madame Bruni.......

Miércoles, 29 de abril de 2009 a las 9:09
Finaliza la vista del Jefe de Estado de nuestra vecina Francia y en los quioscos se algolpan todas las revistas, rosas, verdes, amarillas y blancas, hablando del famoso duelo entre la Sra. Bruni y la Sra. Ortiz Rocasolano. Es lamentable que esta visita de Estado, donde se han tratado cuestiones tan importantes para nuestro país, como es la linea de alta velocidad entre Barcelona y Francia, la colaboración antiterrorista entre paises, la pertencia de España al G20; se haya distinguido por el enorme despliegue periodístico que han tenido las hermosas y estupendas curvas de las mentadas señoras. Que más da, nada es importante frente a eso. Que importa todo lo anterior, que importa que nuestro Presidente haga el ridículo en su útlimo discurso, hasta el punto que sólo le faltó marcarse una rumbita al ritmo de Los Manolos cantando aquello de "amigos para siempre" (Means you´ll always be my friend). Lo realmente importante es el cadencioso ritmo con que las bellas subían las escaleras de la Zarzuela.
Nos rompemos la espalda y la cara, pregonando que nosotras, las mujeres, somos algo más que bonitas o feas figuras, que tenemos cabeza y que gestionamos igual que ellos. Pero parece ser que en esta sociedad, sólo nos importa lo buenorra o no que está la consorte del Jefe de Estado o la Barbie Princesa de turno. Así, mal vamos. La prensa debería hacer más labor pedagógica, porque ella es,lo queramos o no, la que en muchas ocasiones abandera los giros sociales. No quisiera ser demagoga pero, debemos tener presente que la igualdad empieza por educar a las personas en ella, y la auténtica educación no sólo proviene de lo que en casa o en la escuela mamamos, sino también de lo que, queramos o no, la información con la que los medios de comunicación nos bombardean a diario.
Visto lo visto, en cuanto al tratamiento mediatico que se ha dado la visita de Sarkozy, podemos, como en el juego de la oca, restarnos 6 colocarnos en la casilla de salida.

PD: No estaría de más que el Ministerio de la Sra. Aido se pronunciara al respecto.

Y sabes el dicho: "Rubia de bote..."



Con la llegada de la primavera, siempre tienta el cambio de look. Si se ha pasado el invierno escondido en la gruta, cumpliendo con el sueño de la marmota, y cubriendo los huesos con la capa adiposa que San Pizza Hut nos ha enviado, la llegada del solete nos anima a salir a la calle y al cambios de imagen. Pero ojo!!, el exceso de optimismo puede llevarnos a autenticas aberraciones estéticas.
Con los años, y unos cuantos desaguisados en mi cuerpo serrano, he aprendido a no dejarme ir, a controlar mis impulsos, para no pasarme el resto de la primavera y verano, llorando el arranque de novedad primaveral, lo cual no sería la primera vez. Hace algún tiempo sucumbí a la perfida idea de una peluquera asesina, de llenarme la cabeza de lo que se suponía eran una mechas claritas que, en mi melena castaña, quedarían monísimas. Horror, finalizado el arranque pictorico que le dió a la menda, parecía un cruce entre Maria Jimenez y la Pantoja de Puerto Rico, con el agravante que no tenía más solución que aguantar con esa cabeza de ardilla u optar por un rapado tipo Sinead O'Connor. Como consecuencia de aquel desaguisado me pase medio verano traumatizada, aguantando la broma de: Anita, ya sabes, rubia de bote, cho....morenote". Así que este año, cuando empecé a sentir el gusanillo del New Look, me tome una valeriana con un chupito de orujo, y me dije: Reina, vete a la cama.

lunes, 27 de abril de 2009

Tristeza de amor



Llegó a Barcelona hace 10 años, cargando un bolso con cuatro vestidos y un alma llena de pena. Sus hijos, apenas 6, 7 y 9 años. Le ha costado un mundo traérselos con ella, un mar de lágrimas, muchas noches sin dormir. Ahora cuando, por fin, ha conseguido tenerlos cerca, se han convertido todos en unos desconocidos. De poco han servidos las escapadas al teléfono los domingos por la tarde, de poquito más, las penurias económicas, la soledad, la humillación mil veces soportada. No se reconocen. Y las lágrimas que ayer eran por la ausencia de las personas a las que más quería, hoy se han convertido en lágrimas por ver que teniéndolos tan cerca, ya los ha perdido. Ella, que cada día los veía en su cabeza, los oía en su corazón, y los cuidaba desde la lejanía, cree que todo lo ha hecho mal. Los quiere con locura y esta locura es la que le permitía cada día levantarse de la cama. Sin embargo hoy, está triste, triste y sin consuelo, no reconoce a aquellos niños que un día la necesidad la obligó a dejarlos en su Ecuador natal. La miran con reproche, le pregunta una y mil veces que a que han venido a este país. Se sienten fuera de lugar, echan de menos su tierra, a sus amigos, y su madre no es más que una señora que desapareció cuando eran unos niños, dejándoles en su mundo enano y de necesidad. Hoy, con su casa llena de gente, se siente sola, muy sola.


martes, 21 de abril de 2009

Un burka en Barcelona


Si un dia tenéis la oportunidad de vestiros un burka podreis comprobar como, por el sólo hecho de colocarse esa pieza de tela encima, una persona empieza a perder su capacidad de orientació, su capacidad de respirar con normalidad, por decir lo más inmediato. Hoy he tenido la oportunidad de vestirme con uno de ellos (fijaros" un" burka, sólo podía ser masculino). Ha sido una prueba, sólo una prueba, un experimento. La sensación ha sido, para mi, terrorífica y eso teniendo en cuenta que ha sido hecha dentro de un amplio local en una gran ciudad de nuestra geografia. Un grupo de mujeres nos hemos "calzado" el burka y nos hemos estado moviendo dentro de la sala (os aseguro que con gran dificultad,no te mueves con normalidad, la tela te agobia, no te ves los pies, no ves en tus laterales, la sensación de ahogo es importante), la sensación es bastante asfixiante, agobiante. Sin embargo, lo realmente espeluznante es la perdidad de identidad que puedes observar, un grupo de mujeres, toda iguales, que no puedes identificar ni siquiera a quien tienes delante...¿como reconocernos? ¿por nuestra manera de movernos? dificil, sólo recordando el calzado que cada una llevaba podíamos identificar frente a quien estábamos. La perdida de identidad es total.
No entiendo como todavía hoy existen paises donde se obliga a las personas, en concreto a las mujeres, a perder no sólo su capacidad de obrar, sino su propia identidad.
Malos tiempos corren en el mundo. Nuevamente afganistan aprueba una ley de familia para la población chii que anula los derechos de las mujeres, hasta el punto que no pueden salir de casa sin el permiso de su marido y si no tienen un proposito legítimo. Obviamente la Ley en cuestión no dice que es un "proposito legítimo".
Una vez más la injusticia se cierne sobre las mujeres, en especial sobre las más desprotegidas, en este caso, las afganas quienes, a pesar de todo, luchan desde la clandestinidad para poner fin tamañas barbaridades.
Mi apoyo para ellas y en especial Revolutionary Association of the Women of Afghanistan (RAWA) por la labor que llevan a cabo en pro de los derechos humanos y de la mujer.

lunes, 20 de abril de 2009

20 de abril del 90...y un ataque de melancolía


Hace unos años leí un libro de Ana Diosdado que se titula "Los 80 son nuestros". Era una novela, sín más, pero el título quedó grabado en algún rincón de mi abotergado cerebro. Con los años me dí cuenta que los 80 no era mios, sino que lo eran los 90. Hoy tengo un ataque extremo de melancolía y mi cabeza ha viajado a los 90. No puedo evitarlo, parezco una abuelita, pero menudos años aquellos. Lo viví todo, absolutamente todo. Me empecé a hacer mayor, me enamoré, por primera vez de verdad, con ese amor/desamor que me dejó el corazón andando con muletas una buena temporada, me lo bebí todo, me lo fume todo, no dormí nada, me reí de todo y llore cuarenta mares y oceanos. El golpe más duro, se me fue un amigo del alma. Hoy han pasado casi 20 años y, no puedo evitarlo, miro atrás y me doy cuenta que como ya decían los Celtas Cortos, con su 20 de abril del 90, los que quedamos hemos cambiado, pero vaya si han cambiado.

PD. A pesar de todo, no daría marcha atrás.

sábado, 18 de abril de 2009

La máscara en la almohada

Estar perfecta, físicamente perfecta, implica un trabajo de precisión diaria que no sólo abarca la primera hora de la mañana, con una duchita y cara lavada, sino que en ocasiones requiere pasar por un importante trabajo de chapa y pintura.
No tengo nada contra las caras lavadas pero, no se puede negar que un buen maquillaje hace más milagros que la virgen de Fátima. Una que es de natural presumida, o eso creo, no salgo a la calle sin mis pendientes, que pueden ser pequeños o gigantes, y una buena máscara de pestañas.
Hasta aquí, todo correcto. A lo largo del día, yo y mi natural perruno, no acostumbramos a retocar la obra de arte que hemos elaborado a las 7 horas de la mañana, por lo que, como es de imaginar, por las noches, después de mi ardua jornada laboral (jajajajaj), o tras una buena juerga, tengo un jeto que parece escapado de una película de Tarantino y el cuerpo más cansado que el de Lara Croft después de la batalla final. Consecuencia, contra todas las indicaciones de los profesionales del medio, la nena, en ocasiones, ¡Oh, padre! Confieso, no se desmaquilla. Y eso es lo que paso ayer por la noche. Así que esta mañana, nada más despertarme, he podido ver como la impoluta funda de la almohada, en la que había estado reposando mi cabeza, estaba más negra que mi corazón. Ver aquel espectáculo en la almohada, y la cara hecha un Cristo, ha provocado que el lado sensato de mi cerebro haya protestado y manifestado claramente: Anita pero que marrana eres.



viernes, 17 de abril de 2009

MUJERES Y CUOTAS, NO.


En nuestra sociedad, especialmente, en el ámbito político, se está aplicando el sistema de cuotas para que las mujeres accedan a puestos de responsabilidad. El sistema de cuotas supone que, tanto sí como no, un numero determinado de personas, en este caso mujeres, van a ocupar un numero determinado de puestos de responsabilidad por la simple condición de mujer como principal mérito. 

Soy contraria al sistema de participación de la mujer, en la vida social, en cualquier ámbito, por cuotas. A los puestos de responsabilidad, de dirección, gestión, o lo que sea, se debe acceder por meritos propios, por valía personal y profesional. Creo que el sistema de cuotas nos minusvalora como mujeres, pues no tiene en cuenta el grado de preparación o formación de la mujer sino que, lo que básicamente se le toma en cuenta, es si dispone de vagina o de pene. Sí, así de grosero y así de claro. Para que las instituciones funcionen, la sociedad sea verdaderamente progresista, no debe contemplarse un sistema de cuota, sino que lo que debe hacerse es remover aquellos obstaculos sociales y educativos que nos llevan a pensar que hombres y mujeres no tenemos la misma capacidad, preparación o formación para asumir idénticas obligaciones, deberes o responsabilidades.

Creo firmemente en la valia de las personas por si mismas, con independencia de su sexo. Lo anterior puede dar lugar a que por ejemplo todo el Consejo de Ministros de un país pueda estar totalmente formado por hombre o totalmente formado por mujeres, en función de que los que opten a tales cargos estén más o menos preparados, y ello no debe escandalizar a nadie, pues lo que debemos primar es una administración competente y efectiva. El sistema de cuotas lo único que provoca es que en ocasiones, sin ninguna necesidad, tengamos al frente de las instituciones a verdaderos tochos sólo para dar cumplimiento a las malditas cuotas. 
Para muestra un botón, observen nuestro Consejo de Ministros y, como yo, pensaran que el sistema de cuotas es una verdadera mierda.
 
 

martes, 14 de abril de 2009

La familia como el "pescao" a los tres días huele


Vaya por delante que yo a mi familia les quiero, muchísiiiiiiiiisimo pero, para que negarlo, la convivencia hace mella. He aprovechado la semana santa para verme con aquella familia que a lo largo del año es complicado ver. Tenía tantas ganas de verlos, tantas ganas de abrazarlos, tantas ganas de pillarme un pedo con ellos (lo sé, somos una familia peculiar), que de tantas ganas que tenía, antes de encontrarnos ya había agotado las energías.No negaré que la llegada a tierras de reconquista fue apoteosica, sólo faltaba la banda de míusica, pero nada más tomar asiento en casa, que más que casa parecía el camarote de los hermanos Marx, junto a las risas empezaron los desplomes, os aseguro que peores que los de Wall Steet. Jueves fue maravilloso, viernes estuvo bien, sábado (reposadas las bienvenidas y con constante lluvia) los ánimos empezaban a estar calentitos y por la noche, menuda cena!!. Echo de menos mi casa, mi cama, el silencio, Helpppppppppppp!!!!!!!. Ni que decir tiene que el domingo tooodos estabamos otra vez la mar de contentos, que vacaciones más buenas hemos pasado, y el lunes por la mañana, haciendo gala de una llantera digna de Maria Magdalena empezaron las despedidas. Mientras volvía hacia Barcelona, iba pensando en las próximas vacaciones y como no, en volver a ver a la familia.

PD.: Family no me lo tengais en cuenta pero he acabado de vosotros hasta los pelos, os quiero.

martes, 7 de abril de 2009

A Lady Halcón.... tenemos que enviarla a Marina D'Or ciudad de vacaciones


Ayer escuche a Lady Halcón haciendo unas declaraciones en un programa de radio que, para el que sea neófito en el tema de la violencia de género y su actual situación, le debieron parecer muy guerreras y adecuadas pero a los que, por un motivo o por otro, trabajamos por su erradicación y por la existencia de una verdadera igualdad, y nos batimos el cobre todos los días en el foro social, nos parecían de sonrojo.
Debo confesar que en su momento, nuestra Lady hizo mucho por la evolución del pensamiento feminista en este país pero, hoy por hoy, su pensamiento inicialmente evolucionado, se ha convertido en la representación de ese feminismo trasnochado que aboga, prácticamente, por hacer desaparecer al especimen varón.
Obviamente somos muchos y muchas las que estamos por una verdadera igualdad, por un trato no discriminatorio, por la erradicación de la violencia de género y por una reforma integral de la tan integral Ley Orgánica, de 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género que, pese a quien pese, y a la unanimidad con que fue votada en el Parlamento, es rotundamente inconstitucional.
Pues bien, debo confesar que a mi me crió mi padre y mi madre (a Lady no lo sé, pero tengo mis dudas), que me gustan los hombres (a veces en exceso), que tengo hermanos a los que he zurrado y me han zurrado hasta dolernos las palmas de las manos, y os aseguro que los adoro con toda mi alma y, que pese a quien pese, prefiero tenerlos cerca, pese a sus innumerables defectos de fábrica, a que sean estigmatizados por el hecho que la naturaleza (sabia ella), les dotara de testiculos, pene, testosterona y otras lindezas de las que disfrutan nuestros compadres varones.
Por eso, cuando oigo a determinados personajes trasnochados soltar las soflamas que nos sueltan, sólo me entran ganas de pagarles un retiro al sol en Marina D'Or ciudad de vacaciones.

Un beso a todos....y a todas también.

PD.: Que conste que el programa es cojonudo. Anita dixit

jueves, 2 de abril de 2009

AMENEH BARHAMI


Hoy he conocido a Ameneh Barhami. Para quien no sepa quien es,  lo pondré fácil, Ameneh es una chica de 30 años, ex-univeristaria de ingeniería, de origen iraní que vive en Barcelona desde hace 5 años (hasta aquí todo normal).  Ameneh ha sido cegada y totalmente disfigurada por quien, se supone, la quería. A Ameneh, un "hijo de puta", porque no puede tener otro nombre, le lanzo ácido a la cara, dejándola completamente ciega y con un rostro totalmente desdibujado. Y AQUI ES DONDE EMPIEZA EL HORROR.
Actualmente, su agresor ha sido condenado a una "pena menor" por el hecho de ser hombre. Una mujer vale la mitad que un "caballero"y, en consecuencia, su responsabilidad penal es ínfima en relación al daño inflingido .
Ameneh, en estos momentos, está siendo cuestionada porque pide que a su agresor que se le aplique la ley del Talion. Esta ley dimana del principio jurídico de la justicia retributiva, según el cual el castigo por una conducta delictiva se identifica con el crimen cometido. De esta manera, no sólo se habla de una pena equivalente, sino de una pena idéntica. La expresión más famosa de la ley del talión es "ojo por ojo, diente por diente".
En el caso de Ameneh esta condena supone poder optar a que su agresor sea cegado de un ojo, con anestesia (no olvidemos que la mujer vale la mitad y para ella no hubo anestesia que valiera y se le llevaron por delante los dos ojos), todo ello previo pago de una determinada cantidad de dinero que debe abonar si quiere que se lleve a cabo la pena establecida en la Sentencia.
En occidente, que muchas veces "nos la cogemos con papel de fumar", ahora todos nos ponemos las manos en la cabeza y clamamos contra una presunta venganza institucionalizada. Y quizas tengamos razón, o no. No lo sé.

Desde un punto de vista humano, teniendo a Ameneh al lado, creo que todos entenderíamos lo que ella reinvindica. Pero, esa es una cuestión distinta. Lo que ahora es preocupante, lo que de verdad nos encoge el corazón y nos gira en la cabeza, es el futuro de esta mujer. Su discapacidad es evidente y le va a impedir llevar a cabo una vida normal y ello sin olvidar que su físico la va a estigmatizar de por vida. ¿Que futuro le espera a Ameneh
Esto sólo era una reflexión, mi reflexión.
Necesito tiempo para poder encajar lo visto y lo oído. No sé la puede juzgar, os lo aseguro. Yo, desde luego, no puedo.