sábado, 27 de febrero de 2010

RECREACIONES (I) -GERDA TARO a ERNÖ FRIEDMANN-

“No puedo imaginar que mañana no estés. Pensar que en un instante puedes dejar de existir, que puedes desaparecer, que dejarás de formar parte de mi mundo, es algo que no puedo, no quiero, ni imaginar. Sin embargo, sé que va a ser así. Que quizás mañana te busque y no te encuentre. Habrás decidido virar tu rumbo, porque no puede ser de otra manera. Sólo nos queda vivir estos pequeños momentos, como si fueran una vida fraccionada en milésimas de tiempo, milésimas de milésimas, en milésimas de ti.”

Gerda Taro fue la compañera sentimental y profesional de Ernö Friedmann, juntos inventarían un personaje llamado Robert Capa que supuestamente era un reputado fotógrafo llegado de Estados Unidos para trabajar en Europa. Gerda falleció a los 27 años de edad, perdió la vida en un accidente durante el repliegue del ejército republicano en la Guerra Civil española.

Edith Piaf -Padam, Padam-



miércoles, 24 de febrero de 2010

CONCLUSIONES DE LAS “V JORNADAS SOBRE ENAMORAMIENTOS GILIPOLLESCOS”



CONCLUSIONES DE LAS “V JORNADAS SOBRE ENAMORAMIENTOS GILIPOLLESCOS” realizada en la terraza del bar “El Sota” en el que además de departir sobre el tema en cuestión, se sirvieron varios litros de bebidas espirituosas y tapas por doquier.

Definición de “enamoramiento gilipollesco”

Ese que sufren los adultos superados los cuarenta, habitualmente emparejados y con prole a su cargo, que aparece inesperadamente en su vida, como a traición y por la retaguardia. Provocando insomnios, caídas de tensión, perdida del apetito (lo cual en algunos casos no está mal, pues provoca bajadas de peso que parecían imposibles tras años de infructuosa lucha con mil dietas), audición de los éxitos musicales de los 80 más pastelazos del mercado musical y que genera, en el peor de los casos, unos daños colaterales sin parangón y que tras caer en el desastre no llega, casi nunca, a buen puerto.

A la pregunta ¿Qué haces para que se te pase?, las respuestas obtenidas fueron:

A) A mí no me ha pasado nunca, por tanto, no tengo nada que hacer.
B) Me voy a una pastelería, compro dos kilos de profiteroles de chocolate, me siento en un banco en plena calle y me pongo morada. Al menos me quedo a gusto
C) Me voy corriendo al baño, me miro en el espejo y mientras señalo con el dedo índice a la imagen que me devuelve el espejo, me repito: “tu te has vuelto loca, estás casada, tienes la colada por tender y además no te convienen los excesos, te provocan retención de líquidos”
D) Me tomo un “Diazepan” y me pongo a dormir
E) Le llamo compulsivamente por teléfono hasta que consigo que me ponga una denuncia por acoso.
F) Mando a los niños con mi suegra, me encierro en casa y me trago toda la discografía completa de José Luís Perales.

Ante respuestas tan gilipollescas, los comparecientes decidieron dejar el redactado de las conclusiones para otro día y seguir empinando el codo, lo que llevó a alguno a proclamar, sin vergüenza alguna, aquello de “estoy gilipollescamente enamorado” , tras lo cual explotaron.


U2 y Frank Sinatra -Under my skin-


u2 frank sinatra - i ve got you under my skin



martes, 23 de febrero de 2010

-PALABRAS-LETRAS-FLUCTUACIONES-

El poder de las letras es inmenso. Unas palabras escritas, perfectamente tramadas, trascienden al mundo. Leo una nota que llevo en el bolsillo. Hago un esfuerzo titánico por reconocer, en unos trazos casi ininteligibles, escritos a toda prisa por no olvidar ni una sola de las palabras leídas, el trasfondo de un sentimiento que en mi no encuentro. El lenguaje es poderoso y las letras enormes. Un mundo, el propio, tan diminuto, tan pequeño, que a resultas de las palabras dichas, escritas o leídas, puede mutar, convirtiendo nuestro universo particular en un infierno o en un recodo confortable en el que perderse.
Pasar de una euforia inusitada a la melancolía más perversa, puede ser la consecuencia inesperada de tomar consciencia de no pertencer al mundo de lo que se lee, de que se lee algo que no es propio, y se asume como tal. Porque las palabras escritas perduran, viajan más allá de quien las escribe y las hacemos nuestras, adaptándolas a algo tan efímero como es la verdad que conocemos, la nuestra. Con esta ambivalencia, entre lo real y lo imaginado, podemos pasar de la plácida seguridad de lo conocido a quedarnos tirados en la esquina de la nada, con el alma descompuesta y sin posibilidad de recuperación. Y es que, el poder de las letras consiste precisamente en eso, en conmover y transformar el mundo, aunque sea fugazmente, situándonos frente a una realidad desnuda no siempre imaginada, a la que puede dar pavor asomarse.
Y es por eso, porque a veces todo cabe en un minúsculo trozo de papel, me refugio en la esquina de la certeza del saber que nunca será.

Hoy, por dos veces, las palabras me golpean.
Maldita bipolaridad.



Lila Downs -Perhaps, Perhaps, Perhaps-



lunes, 22 de febrero de 2010

CELOS


No puede soportarlo. Le produce tanto desasosiego que se ciega. Tiene la rabia clavada en la garganta como un trago envenenado. Lo sabe y no quiere que lo sepa. Disfraza los malditos celos de indiferencia y distancia mientras se quiebra en minúsculos fragmentos que le convierten en un desecho de si mismo sin que quede nada bueno. Todo fundido en un vómito fatal. Le destroza. Su ausencia le enferma. Mantener el enmascaramiento de lo que sólo quiere negar. Se muere cada día y lo sabe. No puede alejarse y mientras a tortura continua. No hay salida.

Love, Love,Love (James Blunt)

viernes, 19 de febrero de 2010

ARRUMACOS "MOFETILLA MON AMOUR"


Si los viernes por la tarde recibo llamada de Berta, ya me puedo poner a temblar. 
Hoy la llamada es letal. Anita ya puedes correr, deja lo que estés haciendo, tienes que acompañarme a un sitio U.R.G.E.N.T.E.M.E.N.T.E. Me llevo las manos a la cabeza mientras hago un gesto de negación que ella no ve. De nada me va a servir excusar que tengo que apagar un fuego terrible, que he contraído la peste bubónica, que tengo que amamantar a "baby-mocosete", que tengo que ir a arbitrar una pelea entre un perro y un gato. Me voy a ahorrar la excusa y la guardaré para otro día, hoy, por el tono, sé que no va a servir de nada.  

Bajo cargada con mil trastos, a ver si se da cuenta que estaba trabajando y que, como no se trate de algo importante, va a tener que venir a ayudarme durante todo el fin de semana.  
Nos encaminamos a un centro comercial de lo más “fashion”. Dice que tiene que comprar lencería, que ha hecho limpieza de cajones y lo ha tirado “todo”, que no tiene ni unas benditas braguitas que ponerse. Algo dentro de mí me dice que hay algo que no es como me cuenta. Me oculta información, lo noto, lo siento, sobre todo porque me pide que entremos en una tienda carísima y empieza a mirar con ojos golosones un preciosísimo liguero en el que no cabríamos, ni ella ni yo, ni que estuviéramos durante 725 días en huelga de hambre. 
Algo se está yendo de madre. 
Cojo a Berta del brazo y le recuerdo que ese trocito de tela tan estupendo vale la mitad de su sueldo y que, salvo que tenga una explicación buenísima, razonable y que el destinatario de tan preciado envoltorio sea George Clooney, su compra de ropa interior no va a ir más allá de la adquisición de un par de bragas de cuello vuelto, como que me llamo Anita. Berta me mira con ojos picarones y, mientras se encoje de hombros, me dice que mañana tiene una cita. Pongo los ojos como platos, menuda novedad. Berta tiene una cita mañana. Le digo que eso no es excusa para dedicar ese dineral a la adquisición de un liguero como ese. Empieza a hacer pucheros y me dice que sí que lo vale porque esta vez se ha enamorado, pero enamorado de verdad. La miro directamente a los ojos, le hago la prueba del trole, le pongo todas las pegas del infierno y sigue en sus treces, ¡ME HE ENAMORADO!, se ha enamorado
Le pregunto quién es el “afortunado”, pues no tenía noticia de que en su vida hubiera varón novedoso. Me explica que es un amor que ha retornado del pasado, que hacía mucho que no se sentía así. Y está tan “ASÍ”, que ha dejado de comer, que ha dejado de dormir, que no puede respirar. Dice que hace siglos que nadie le dice las cosas que él le susurra al oído, que se siente morir de amor cada vez que le suena el teléfono. Y todo eso debe ser cierto porque, mientras me lo cuenta, veo en sus ojos un brillo especial, algo que hacía mucho no veía. 
Le pregunto de nuevo quién es él. Sólo consigo que me diga que no me lo puede contar en este momento. Esto empieza a ser muy raro. Llega la hora de sentarnos, me tiene agotada, el amor le rebosa por los cuatro costados y eso me causa cierta grima y espanto. Mientras pido un par de cafés, le suena el móvil, la veo ruborizarse y lanzar un meloso saludo. No puedo creer lo que oigo. Le arranco el teléfono de la mano y no puedo dar crédito a lo que veo, el destinatario de los arrumacos de “mofetilla mon amour” es Gonzalo, su ex-marido.

Definitivamente, estamos muy mal, pero así son las cosas del amor.

P.D.: Ha compardo el liguero...Gonzalo siempre me cayó bien ;-)


Rod Steward - HAve you ever seen the rain



JUEGOS ONIRICOS

Dibujo sobre la sábana la silueta de tu cuerpo y aún siento la tibieza de tu piel ausente. Me pierdo en el pulso que juegan las ganas de que desaparezcas y la necesidad de tenerte de nuevo. Pero la noche ha terminado y no queda más rastro que una cama revuelta y el eco de las pisadas que te alejan.


antony and the johnsons - hope there s someone

jueves, 18 de febrero de 2010

SIMPLEMENTE YO



Alguien tendría que explicarnos por qué hay días en los que, sin suceder nada extraordinario, el curso de tu vida se ve modificado, ni a mejor ni a peor, simplemente modificado. Creo que hacía muchos meses, pero muchos, que no me sentía en paz. Hoy, por fin, todo está bien. ¿Reconciliación conmigo misma? Tal vez. Soy plenamente consciente de lo limitado de mi capacidad para controlar las cosas que tengo a mi alrededor y que, lo quiera o no, me influyen terriblemente. Sé que ganamos y perdemos de continuo. Que el precio a pagar por cualquier cosa, cualquiera, por nimia que sea, siempre nos parece una fortuna. Que los buenos momentos duran lo que un suspiro, y que los malos son eternos, pero todos pasan, ninguno queda. La eternidad es sólo el chasquido de unos dedos.

Pero hoy, no sé cuál es el motivo, todo eso me da igual. No sé hacia donde voy y posiblemente frente a los demás, parezca que equivoco el camino, pero sé quien soy. Sé lo que me gusta y lo que detesto, a quienes quiero como compañeros de viajes y con quien no quiero compartir ni el espacio que mi sombra proyecta en el suelo. Conozco mis limitaciones y asumo que, por ellas, muchas cosas son de una manera y no de otra. No importa, en esencia soy eso y no otra cosa.


Nada importante, nada trascendente, sólo así.




miércoles, 17 de febrero de 2010

CARTA DE ALFRED DE MUSSET A AMANDINE AURORE LUCILE DUPIN (GEORGE SAND)


1833

Mi querida George,
…Tengo que decirte algo absolutamente estúpido y ridículo. Estoy escribiéndolo como un idiota en lugar de habértelo dicho, no sé por qué, cuando regresamos de ese paseo. Esta noche debería estar enojado por haberlo hecho. Te reirás en mi cara, me tomarás por el constructor de frases en mi relación contigo a partir de este momento, me mostrarás el camino de la puerta y pensarás que estoy mintiendo.

Estoy enamorado de ti. Lo estoy desde el primer día que nos conocimos. Pensé que me curaría si te veía como a una amiga. Existen muchos aspectos en tu carácter que me podrían curar, he intentado convencerme de esto todo lo que he podido. Pero pagaría gustoso por los momentos que paso contigo. Prefiero decírtelo y actuar correctamente, porque sufriré mucho menos si me curo al mostrarme tu la puerta. Esta noche en la que ….(nota de George Sand, que editó las cartas de Musset para su publicación tachó las dos últimas palabras y con unas tijeras cortó la línea siguiente) Decidí hacerte saber que estaba fuera de la ciudad, pero no quiero que eso se convierta en un misterio ni que tenga la apariencia de una pelea sin razón. Ahora, George, dirás: “otro tipo que está apunto de convertirse en una molestia”, como sueles decir. Como no soy el primero, dime, como me lo habrías dicho ayer hablando de cualquier otro, que debo hacer. Pero te pido que, si pretendes decir que dudas de la sinceridad de lo que estoy escribiendo, entonces no contestes en absoluto. Sé lo que piensas de mí, y no tengo nada que esperar si te explico esto.
 Sólo puedo prever la perdida de una amiga y las únicas horas agradables que he pasado durante un mes. Pero sé que eres amable, que has amado, y confío en ti no como una amante, sino como una compañera franca y leal. George, soy un idiota al privarme del placer de verte durante el poco tiempo que vas a seguir en París, antes de tu partida hacia Italia, donde habríamos pasado juntos tantas noche maravillosas, si hubiera tenido la fuerza para ello. Pero la verdad es que sufro y que mi fuerza está desapareciendo.

Alfred de Musset
_______
                       
Alguien puede preguntarse que ocurrió después de la carta y con el viaje a Italia que se menciona. George Sand y Alfred de Musset se convirtieron en amantes, fueron juntos a Italia, lo que fue un desastre absoluto. Su relación no duró mucho más.

martes, 16 de febrero de 2010

AUSENCIAS

Hoy es tu día. Pero este año, es otro más con la nostalgia de la nada. Hace siete, empezó una cuenta de nuevo, el recuento de las ausencias. Hoy sólo ha quedado madrugar, conducir cincuenta kilómetros, sentarse el banco de siempre, mirar al fondo y esperar. Hace mucho frío y está amaneciendo. Pensar o intentar recordar sin una referencia fija, creí que sería lo peor, pero un pudridero al que ir a encontrarte, año tras año, tampoco hubiera sido lo mejor. Por eso los sabios son sabios y tu elección, la de descansar aquí, fue la mejor de todas.
Hoy la resaca del mar es brutal, parece querer traerte a esta orilla.



domingo, 14 de febrero de 2010

AMOR: (Del lat. amor, -ōris).


Como necesito de certezas, porque de incertezas tengo la vida llena, últimamente me ha dado por tirar de la Real Academia de la Lengua Española, en concreto por el diccionario de la RAE. Y es que es la única manera de llamar a las cosas por su nombre. Si yo digo "A," me refiero al "A "que se contiene en aquel diccionario, así no hay lugar a dudas sobre lo que estoy hablando.

Esta perorata tiene su sentido. No es que haya enloquecido definitivamente, todo esto viene a propósito del AMOR y de una conversación mantenida ayer mismo. A veces me pregunto cuál es el motivo por el que ahora a los adultos nos ha dado por hablar continuamente del amor. Quizás porque en mi círculo andamos todos revueltos y junto a los problemas para llegar a fin de mes, el colegio de los niños, las dudas existenciales, nos hemos empezado a plantear: ¿Qué pasa con el amor?, ¿Dónde ha ido a parar el amor?, ¿Dónde está aquel sentimiento amoroso que profesaba a mi compañer@?, ¿Por qué no siento lo mismo?, ¿Por qué nos siento nada? ,¿Debo quedarme toda la vida con la sensación de no amar porque un día inicie un proyecto a su lado?, ¿Si amo, que precio tengo que pagar por ello?, ¿Cuántos “cadáveres” cuesta mi amor?
Ante mi necesidad de certezas pregunté: ¿A qué os referís cuando habláis de amor? Fui abucheada por pesada, pero decidí no bajarme del burro y que me explicaran a que se referían cuando hablaban de amor, de enamorarse. Debo decir que la tozudez me costó pagar todos los cafés, infusiones y copas de la tarde, pero me dió igual. Como cada uno decía una cosa distinta, decidi conectar mi teléfono a internet y buscar en el diccionario de la RAE la palabra amor. No se trataba de filosofar, sino de hablar de realidades tangibles, de lo nuestros, de lo qué es el amor en nuestra vida. Así que en cuanto lo tuve les solté:


AMOR: (Del lat. amor, -ōris).
1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.
2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.
3. m. Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo.
4. m. Tendencia a la unión sexual.

Me quedé con estas cuatro acepciones, las demás no me interesaban. Y después de leérselas empezó una gran discusión en la que yo sólo pude enmudecer, escuchar atentamente y esperar que las consumiciones no fueran en aumento.
La conversación dejó de interesarme cuando empezaron a llover los tópicos y las explicaciones esperadas (tener a la pareja al lado cuando se habla de determinados temas no es lo mejor si se quiere ser sincero), así que me sumí en mi propia reflexión, en la que iba a intentar ser sincera conmigo misma y llegué a fantásticas conclusiones que aquí no interesan a nadie.
Sólo un chasquido de dedos frente a mi nariz, me hizo volver a la realidad, alguien me preguntaba qué es lo que pensaba y a mí sólo me vino a la cabeza aquello que ya dijo Wong Kar Wai en "2046":

“El amor es una cuestión de oportunidad de nada sirve encontrar a la persona idónea demasiado pronto o demasiado tarde”.

Con esto último es con lo que me quedo, porque es tal cual, no sirve de nada.

viernes, 12 de febrero de 2010

DE LOS SUICIDIOS Y ESAS COSAS

Leo en el periódico que el famoso diseñador Alexander Mc Queen ha aparecido muerto en su casa. Se especula con la posibilidad de que se haya suicidado, "involuntariamente", apuntan los medios.

Muevo los hombros pensando que no tiene trascendencia alguna, al menos para mí y para millones de personas, que se haya suicidado o no. En nada no va a cambiar nuestra trayectoria vital. Me voy al diccionario de la RAE y busco el término “suicidarse” y textualmente dice: “quitarse voluntariamente la vida”. 
Nacer, es de los pocos actos en los que no intervenimos para nada, del que no tenemos consciencia anterior, pero del que sufriremos o gozaremos sus consecuencias durante largo tiempo. 
Sin embargo, el final sabemos que existe sin saber cuando. No me parece ninguna aberración poner fin a algo que sabemos va a llegar. ¿Por qué hay que esperar a que de natural llegue el momento si uno tiene claro que no quiere seguir? Es una opinión, mi opinión. No invito a nadie a suicidarse. Posiblemente yo no lo haga nunca, por muy distintos motivos. Pero me parece muy respetable que alguien marque el punto final de su existencia cuando así lo decida. 
No veo razón por la que una persona que no quiere seguir viviendo, por el motivo que sea, tenga que continuar llevando una existencia con la que no está conforme. Si uno lo tiene claro, muy claro, no veo que tenga que esperar a que sea el azar o lo que sea, el que marque el punto final de SU trayectoria vital. Otra cosa distinta, muy distinta, es lo que pasa con los que se quedan. Para estos, para los que nos quedamos a los pies de los caballos, el tema es jodido, pero que muy jodido. 
Pero las opciones de cada uno, cuando obedecen a lo que uno quiere, piensa, desea o no desea, no tienen discusión alguna, nos gusten o no, nos duelan o nos la traigan al pairo. Por eso, me da igual que Mc Queen se haya suicidado o no. Sólo importa que ha muerto, que ya no está y los suyos le lloran.

ini kamoze - here comes the hotstepper



(Dedicado a A.Mc.Q, y las copas tomadas hace ya muchos años)

jueves, 11 de febrero de 2010

FOLIO EN BLANCO

Vamos en el coche, como todos los jueves. Hoy no hay karaoke al ritmo de la música más pachanga que suena en la radio. Cada una en lo nuestro. Tenemos demasiado en que pensar o en que "no pensar". Hacemos un pacto, en los próximos 40 kilómetros, no nos vamos a dirigir la palabra. A la vuelta ya hablamos y cantamos lo que quieras. Haremos catarsis. Un trato es un trato. Berta se concentra en la conducción y yo en mirar por la ventana. Pero es inevitable, llegamos al primer peaje, me toca en el hombro y me pregunta en que pienso. Le digo que en un folio en blanco. Me contesta que vale, que le pase la tarjeta de crédito y que siga mirando por la ventana. Tiene claro que hoy no es mi día. LLegamos a una retención, carraspea y pregunta ¿Un folio en blanco? ¿Por qué en un folio en blanco?. No dejo de mirar por la ventana, no quiero que me siga preguntando. La respuesta es sencilla, hoy quisiera que mi vida fuera un folio en blanco. Tener espacio libre para llenarlo de tachones, suma, restas, deseos, listas de pros, listas de contras, próximas estaciones, de sueño por cumplir. Pero esto no hay quien lo entienda, así que para despistar empiezo a tararear una canción. Berta, suelta el volante, me toca el hombro de nuevo y mientra me mira muy seria me dice: esta noche salimos.


snow patrol - Chasing Cars


martes, 9 de febrero de 2010

TECLETEANDO :-)

Teclea muy rápido unas líneas que quiere que le lleguen antes de que se marche. Podría decírselo mirándole a la cara, sólo tiene un tabique que les separa, pero prefiere hacerlo así. Corre todo lo que puede mientras oye como recoge sus cosas. Los dedos tropiezan uno con otro, lo mismo que las ganas que se tienen. Mira la pantalla y el correo es ininteligible. Relee lo escrito y piensa en lo que quería decirle. Hace un mohín y al final decide enviarlo tal y como ha quedado. Es lo que ha salido. Ahora que él lea lo que quiera. Pulsa“SEND”, y se tapa los oidos mientras sonrie.

"Eriaa tiecirte que tos deias qgan sito genyalles. Quw las coasssa pora fine tianmen sentodo, No the obloides de volbesr tan estupemdoops cpmpo soempre. Mnos pbeamoas alea¡ vuelta. Boesaos"


LAS PALMERAS SALVAJES (Fragmento) William Faulkner

"No es que pueda vivir, es que quiero. Es que yo quiero. La vieja carne al fin, por vieja que sea. Porque si la memoria existiera fuera de la carne no sería memoria porque no sabría de qué se acuerda y así cuando ella dejó de ser, la mitad de la memoria dejó de ser y si yo dejara de ser todo el recuerdo dejaría de ser. Sí, pensó. Entre la pena y la nada elijo la pena."

lunes, 8 de febrero de 2010

EQUILIBRIOS

Tengo ganas que termine el invierno. Necesito que termine el invierno y que deje de llover.
Soy mujer de estaciones intermedias. No me gustan los extremos, ni en esto ni en otras muchas cosas. Para muy pocas, muy poquitas, soy una radical extrema. Siento necesidad de tener mi existencia equilibrada, lo que no necesariamente quiere decir cuerda. De hecho las mejores cosas de mi vida han sido siempre caóticas y locas, pero todas ellas estaban en un perfecto equilibrio conmigo misma y se han sucedido en el momento adecuado.
Pero la lluvia permanente me empieza a entumecer, desquiciar y desquilibrar.
Por eso necesito que deje de llover, porque si sigue lloviendo no voy a poder evitar vivir estados, momentos y sensaciones raras.
Hoy mismo, por ejemplo, tras leer una noticia la mar de estúpida (algo que ver con que en mi ciudad la gente muere más joven que en otras ciudades del país), he empezado a pensar en cómo me gustaría que fuera mi entierro. Demasiado sombrío, así que cuando me he dado cuenta de ello, he cambiado el cartucho mental, y me ha dado por pensar de qué personas me despediría llegado el momento y las cosas que le diría a cada una de ellas.
Cuando estaba ya con el lapicero en la mano y a punto de empezar a anotar, algo me ha hecho mirar a través de la ventana. La lluvia estaba cesando y un rayo de sol, insignificante, se reflejaba sobre mi mesa. Debe ser una señal. Así que he cerrado el cuaderno, colocado el lápiz en el bote y reequilibrado el pensamiento.
Mañana será otro día.

Clint Eastwood - Claudia`s Theme

domingo, 7 de febrero de 2010

INTERRUPTORES


Nada importante que contar, ni que decir, pero una preocupación fundamental. Parecerá una tontería pero la cuestión que ahora me quita el sueño son los interruptores y si, en realidad, cuando nos envían desde la “fabrica” a este camino de espinas, traemos el interruptor de serie o si lo vamos adquiriendo con el tiempo.
El caso es que, por el motivo que sea, estoy completamente segura, tenemos un interruptor o dos en el interior. Lo tengo claro. Un “click” y mil neuronas se ponen a funcionar para que aquello que tenemos delante (sea persona, animal o cosa), nos entre por los ojitos, la nariz, la piel, los oídos o las papilas gustativas y nos mole. Y al revés también, otro “click” y aquello que tenías en un pedestal, se va a tomar viento.
Lo que ahora me tiene en un sin vivir es saber qué es lo que activa el “click” pues no le encuentro una explicación que me convenza, lo cual me tiene un poco mareada. Porque por ejemplo, si no ha pasado nada, ¿Porqué lo que el lunes o el martes parece genial, el sábado parece una basura? Y al revés también, ¿Qué es lo que activa el “click” que hace que lo que el miércoles detestabas, el jueves parezca genial?. Ni idea ¿química?, ¿física?, a saber.
Ayer, mi amiga Berta, después de provocarme un llanto de risa, me decía que el tema de los “clicks” sólo tiene una explicación: no existen. Que no hay nada que los active o los desactive, que el único “click” que tengo que controlar y reconocer es el del abrir y cerrar el bolso. Que no hay más “click” que valga, que el resto me lo he inventado yo para poder justificar lo injustificable de mis filias y fobias. Y que si ahora estoy devanándome el seso con este tema es porque o acabo de mandar a la mierda a alguien/algo, o voy camino de ello.
Berta, con unos taninos de Ribera de Duero de más en el coleto, es mortal de necesidad. Y ayer me tocó recibir a mí. Quizás porque sabe más de la cuenta, va de lista y le consta que estoy por mandarla al guano en cuanto hoy me llame pidiendo árnica.


viernes, 5 de febrero de 2010

CARCAJADAS

Le preguntan que es lo que guarda en la mano. Ella sonríe y no contesta. Lleva más de una semana con el puño apretado y no lo abre. La empiezan a tratar como una chalada. Tienen razón, se ha chalado. Así que, mientras los demás la miran con cara circunspecta, ella sigue apretando la mano para que no desaparezca el cosquilleo de las caricias dadas.
¿Hasta cuándo la seguirá apretando? No lo sabe. Así que se mira la mano y sólo puede lanzar una carcajada al aire.


jueves, 4 de febrero de 2010

YO Y EL CANCER -No deben leerlo los que creen que encontrarán un mensaje esperanzador-


Una de las palabras que más me aterrorizan y descolocan es “CANCER”. El terror proviene, no de la palabra, no por la enfermedad en si misma, sino por las consecuencias tan devastadoras que produce, no sólo en el que la padece, sino en todos aquellos que están a su alrededor.
He tenido la desgracia de sufrir cerca, muy cerca, las consecuencias de esta enfermedad. He visto morir a mi padre, a dos de mis mejores amigos (ninguno de los dos llegó a cumplir los 40), he visto morir a mi tío, he visto sufrirlo a dos de mis compañeras de trabajo más cercanas y estoy viviendo el final de la esposa de otro de mis compañeros.
Todos esperamos mensajes esperanzadores en relación al cáncer y supongo que para ello se fijan días como el de hoy. No lo sé. Pero a mí, esta calamidad en que se ha convertido la reproducción descontrolada de células que se malignizan, me provoca desasosiego. Me cuesta muchísimo pensar en finales esperanzadores. Quizás sea injusta.
Quizás porque en muy poco tiempo, me ha bombardeado muy de cerca y sus consecuencias han sido desvastadoras.
Una de las épocas más terribles de mi vida fue, precisamente, cuando, durante 18 meses, me pasé, día sí y día también, acompañando a mi padre en esta enfermedad, que a él, como a muchos otros, se la diagnosticaron con fecha de caducidad.
El desamparo que los demás sentíamos, por no poder evitar lo inevitable, nos tenía desquiciados. No sabíamos como sobrellevar un final que sabíamos certero. y queríamos que fuera lo menos dramático, doloroso posible, sobre todo para él. Intentábamos llevar una vida lo más normal que podíamos, y esa forzada normalidad nos transformaba en seres estúpidos. Mi padre, una persona joven, falleció con 67 años, supo ,desde un inicio, cual, como y cuando iba a ser su final. Nunca puso una mala cara, nunca nos causó el más mínimo conflicto, sobrellevó su enfermedad como mil cosas en su vida, en silencio, mientras los demás ibamos como zombies con una sonrisa estúpida en la cara que se nos caía en cuanto le dábamos la espalda.
Aún hoy no puedo evitar derrumbarme por dentro, por fuera dejé de hacerlo el mismo día que lo enterramos, cuando pienso en aquella época. Todos sabemos que tenemos un final, que nadie se va a quedar aquí para siempre, pero nadie nos ha preparado para asumir que ese final está cerca y que el que se queda, se queda más sólo que la una. Hay perdidas que son verdaderamente irremplazables.
Quería escribir una nota positiva, lo digo de verdad, pero no he podido, será porque hoy llueve y esas gotas me recuerdan demasiadas lágrimas vertidas y las noticias recibidas no han sido nada buenas.
Alguien tendrá que dejar otro mensaje positivo, sé que los hay y que son ciertos, pero yo no lo tengo. Lo siento.


miércoles, 3 de febrero de 2010

LA EDAD DE LOS PROTAGONISTAS (Fragmento) -Gabriel Ramírez Lozano-


27 de mayo de 1954

"Todos somos fracasados, formamos parte de un enorme fiasco del que no puede variarse nada, nada en absoluto. Igual que el universo está formado por estrellas, planetas o galaxias y nada cambia por muchos intentos que hagamos. Me doy cuenta de ello y se lo digo a mi abogado. Le he explicado que, hasta hace bien poco, pensaba estar en la otra orilla en la equivocada. Escuchaba atentamente mientras abría los ojos. Ahora sabe que todos estamos en un lugar común, todos sin excepción, que nadie podrá cruzar al otro lado, que una vez dado el primer paso no se vuelve ¿Por qué no lo verán? Es verdad que estaba equivocado, lo reconozco, pero pensando un poco he aclarado las ideas. Sólo se puede estar equivocado.
"

martes, 2 de febrero de 2010

1000 KILOMETROS -PASTORA-


Por lo general, los demás expresan mejor las cosas que sentimos los mortales que mantenemos el equilibrio en la normalidad. Por eso, hoy la nota no es mía.

"Esta noche podría correr mil quilometros detrás de unos brazos abiertos de par en par.Abrete, ciérrate y cuando esté dentro, sujétame. Abrete, ciérrate y cuando esté dentro apriétame.
Yo no quiero marcharme en busca de brazos de cualquiera, yo quiero mecerme en tus brazos de seda y así pasar la noche en vela. Debo estar alucinada, quiero calmarme y no pensar en nada pero nunca se sabe las cosas que valen la pena, a veces cuesta.
Si te vas en tus lagunas vas y te pierdes, a dónde irán esos brazos tan fuertes que me rodean. Si te vas me quedo solita y siempre de guasa, dónde irás si nunca vuelves.
Yo no quiero marcharme, quiero estar abrazada, notar como pincha tu barba, mil quilometros hasta tu cama. Debo estar carbonizada, cada roze enciende una llama pero nunca se sabe las cosas que valen la pena, queman.
Si te vas en tus lagunas va y te pierdes, dónde irán esos brazos tan fuertes que me rodean. Si te vasme quedo solita y siempre de guasa, dónde irás si nunca vuelves.
Si te vas, dónde irán. Si te vas me quedo solita y siempre de Guasa, dónde irás si nunca vuelves."


lunes, 1 de febrero de 2010

CUCHARILLAS


Están tan cansados que sueltan los maletines junto a la puerta, sin cuidado alguno.
Se tumban sobre la cama. Los zapatos a los pies, los abrigos aún puestos y el sueño que les vence. Derrumbados, de costado, muy juntos. La espalda contra el pecho, acoplados como dos cucharillas en un cajón cualquiera y un abrazo a la altura de la cintura que los encadena una vez más.
La conversación eterna:
-¿Me quieres?
-Te quiero un mundo
-Por eso no nos acostaremos, ¿verdad?
-Claro, por eso.
-Entonces mejor nos dormimos ¿no?
-Sí.
-Vale, pero mientras me duermo no dejes de decirme cuanto me quieres.

Elis Regina - aguas de marco