viernes, 2 de noviembre de 2012

MAÑANA YA NOS OCUPAREMOS DE ESO


Aquí estaré, mientras te vas. No importa lo que dure tu viaje, da igual, aquí estaré, ya lo sabes. Los dos hasta el final. Yo a tu lado, tu al mío, porque los dos así lo queremos. Porque yo estaré aquí para que te apoyes cuando lo necesites, cuando quieras. Para que sepas que puedes alejarte sabiendo que tienes un lugar al que regresar, el nuestro. 

Y yo también desapareceré, como en otras ocasiones, siempre a destiempo, para terminar volviendo, invariablemente, a éste nuestro lugar donde sé que estarás, como siempre. 

Nos podemos alejar sin miedo a que al volver no nos encontremos, pues los dos sabemos que estaremos, como siempre, el uno para el otro. Porque quiero estar cuando tú lo quieras y sé que tú quieres estar cuando yo lo quiera. Y nos cuidaremos siempre, así sin más. No necesitamos excusas. Sólo nos queremos. No sé lo que pasará mañana. Pero ¿qué más da? Mañana ya nos ocuparemos de eso.