martes, 16 de junio de 2015

DIARIO 2.0


«Are you back in my life to stay
or is it just for today
oh that you're gonna need me?
if it's a thrill you're looking for
honey, i'm flexible. oh, yeah.
just be for real won't you, baby
be for real oh, baby»



En la época de la tecnología universal, cada vez que muere un personaje conocido, la red se llena de lamentos profundos y sentidos que la convierten en una plañidera digital, tan falsa y efímera como aquellas matronas que se disfrazaban para verter unas cuantas lágrimas ante el féretro de un difunto que no les importaba nada. La catarsis del lamento colectivo es algo propio de estos tiempos en los que somos capaces de olvidar al que tenemos a nuestro lado y mostrar una gran conmoción por asuntos que no dejan de ser anécdotas de un día cualquiera. Es la poesía de la red, tan breve, tan liviana, tan absurda.