miércoles, 6 de abril de 2016

EL TIEMPO


Las montañas se doblan ante tamaña pena 
Y el gigantesco río queda inerte. 
Pero fuertes cerrojos tiene la condena, 
Detrás de ellos sólo "mazmorras de la trena"
Y una melancolía que es la muerte. 

Ana Ajmatova


Nos creemos mejores que los que nos precedieron en el tiempo, más evolucionados, más civilizados y en realidad  somos exactamente igual que nuestros muertos. El ser humano solo se sofistica en los medios que tiene a su alcance para continuar haciendo las mismas barbaridades que sus antepasados. El refinamiento del mal y el mismo bien de siempre que a todas luces se queda corto.






Quien tenga interés puede acceder al vergonzoso acuerdo entre la Unión Europea y Turquía sobre personas refugiadas clicando sobre el siguiente enlace:






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada