martes, 12 de mayo de 2009

La pildora del dia después....y después ¿Qué?



Parece ser que, en poco tiempo, va a ser posible que todo ciudadano/a, mayor o menor de edad, con o sin receta médica, podrá adquirir en la farmacia la llamada "pildora post-coital". No deja de ser curioso que, en esta sociedad donde un menor de edad no puede comprar un paquete de tabaco, comprarse una botella de whisky, ni comprarse un tranxilium porque está de los nervios, ni una caja de nolotiles bebibles porque le duele las muelas, pueda ir a la farmacia y, sin ningún tipo de control médico pueda comprarse la pastillita en cuestión.
A mí, particularmente, me parece fenomenal la existencia de la pastilla pero, lo que me parece de locura es que las farmacias pueda expedirla como si se tratara de pastillas juanola. Y ello por varios motivos, el primero de todos, porque esta pastilla, contrariamente a lo que ahora nos dicen las Ministras del ramo, SÍ tiene efectos secundarios, y una cosa es que estos efectos puedan pacederse y mitigarse con la debida intervención médica, cuando estamos hablando de menores de edad que viven bajo la guarda de sus padres que, entiendo, son responsables de éstos por mucho que follen a calzón "quitao" (y me perdonen la grosería), y otra muy distinta se que tengamos menores médicandose y sufriendo efectos secundarios, como son náuseas, dolor abdominal, cansancio, dolor de cabeza, mareo, tensión mamaria y vómitos (eso no lo digo yo, sino la Sociedad de Ginecología), que podrán ser graves o no, pero que si los padres y los médicos desconocen la ingesta del medicamento pueden llevar a consecuencias bastante negativas.
En segundo lugar, porque despachar las pastillas, sin la intervención de un médico y sin la conveniente explicación técnica, puede dar lugar a que la pildora post-coital sea entendida por nuestros jovenes como un anticonceptivo más, lo cual, digan lo que digan, es una auténtica barbaridad.
A los jovenes debe impartírseles educación sexual, enseñarles que deben ser responsables de su vida sexual, y a que para prevenir los embarazos deben hacer uso de los métodos anticonceptivos,todo ello sin olvidar que deben aprender a utilizar medios profilácticos,y usarlos, para prevenir las enfermedades de transmisión sexual que, no son "moco de pavo".
No se puede frivolizar. La pastilla post-coital, como el resto de medicamentos deben ser recetados con intervención médica y no deben ser utilizados como si de una pildora o un condón oral se tratara.
Y otra cosa que debemos preguntarnos ¿qué pasa despues de la pastilla del "Dia Despúes?.