martes, 6 de mayo de 2014

Y TE NEGARÉ HASTA TRES VECES



Nos empeñamos en negarnos. Yo te niego por tres veces, tú hasta veinticuatro, una por cada hora del día que pasa. Inevitable, los dos lo sabemos. Pero cada día amanece y yo, muerta de sueño, falta de ganas, falta de todo, pero con el pie apenas en la acera, invoco a la conciencia, como si de un mantra se tratara y sigo negándote a fuerza de “noes”. Para no perder la cordura, para no quedarme a medio camino, para seguir caminando en la dirección que sea. Hoy ya he perdido la cuenta, los “no” se me han multiplicado por mil y sólo son las nueve de la mañana.

  


<

2 comentarios:

  1. Pues no puedes er esto. Llegarás a un vivir sin vivir en tí.
    Kenit

    ResponderEliminar