lunes, 14 de octubre de 2013

SIN MÁS




¿Y si esto fuera todo? ¿Y si no hubiera nada más? Eres el as de la baraja que se despareja y queda enterrado entre dos folios muertos. No hay más. La remota posibilidad de volver de entre los muertos se ahoga mientras nos descomponemos bajo la tierra firme. 
Nadie se apiadará de nosotros. Nos convertiremos en partículas suspendidas en el aire hasta desaparecer. Somos la sombra que enlutará la mirada del que nos recuerde un instante, humo del último cigarrillo que se consume sin más.