jueves, 26 de septiembre de 2013

E PUR SI MUOVE

"Y construye a tu antojo situaciones e imágenes 
que rompan la barrera que aseguran existe entre la realidad y la utopía".

Cumplo un buen puñado de años, exactamente a las cinco de la tarde, una mujer abría las carnes para lanzarme al mundo y por aquí ando. No sé cómo es posible que el tiempo pase tan deprisa. Hasta anteayer, la manida frase: "el tiempo pasa volando", me parecía cosa de ancianos. Pero va a ser que no solo es verdad sino que es incluso es un poco más. No pasa volando, no, pasa a la velocidad de la luz.

Empiezo el descenso de la colina y como dijo aquel, espero que el camino sea bonito y en buena compañía. No pido más. Supongo que eso también es cosa de la edad, pero es así.

No tengo claro si ha sido la vida quien me ha domado, o he sido yo quien ha domado a la vida, pero en algunos momentos creo que ambas "la vida en abstracto" y "la mía propia" libran una feroz batalla. Supongo que por eso, cuando las cosas se me giran, me muestran el trasero y están a punto de vencerme, sigo murmuran, como Galileo Galilei, "e pur si muove".