sábado, 25 de julio de 2009

CONFUSION. UNA BUGANVILLA NO HACE VERANO

¿Cuanto dura una noche de verano? Hoy el sol ha tardado en salir más que nunca.
He tenido serias dudas sobre si el reloj avanzaba, no se cuantas veces he mirado la hora. Una cama caliente no es el mejor sitio para estar en verano, una terraza sí.
Salto de la cama, me pongo cualquier cosa y aquí estoy, intentado que este "vergel" urbano que son cinco jazmines, tres hibiscus, dos geranios, una enorme buganvilla y una hortensia moribunda, no sucumban al esta maldita calina. Mientras, ese "yo" bipolar intenta recomponerse por dentro.
Apenas he dormido nada y tengo mejor cara que nunca, quizás más dura, pero mejor que nunca.
Me voy a la ducha y saldré corriendo. Me esperan mis periódicos y un enorme cafe con sólo cruzar la puerta de casa.
Entre confusión y confusión, aún no sé si finalmente me recogeré el pelo o me soltaré la melena.
Lanzo un guiño al cielo y le digo: Chico Listo, hoy te debo una.