viernes, 17 de abril de 2009

MUJERES Y CUOTAS, NO.


En nuestra sociedad, especialmente, en el ámbito político, se está aplicando el sistema de cuotas para que las mujeres accedan a puestos de responsabilidad. El sistema de cuotas supone que, tanto sí como no, un numero determinado de personas, en este caso mujeres, van a ocupar un numero determinado de puestos de responsabilidad por la simple condición de mujer como principal mérito. 

Soy contraria al sistema de participación de la mujer, en la vida social, en cualquier ámbito, por cuotas. A los puestos de responsabilidad, de dirección, gestión, o lo que sea, se debe acceder por meritos propios, por valía personal y profesional. Creo que el sistema de cuotas nos minusvalora como mujeres, pues no tiene en cuenta el grado de preparación o formación de la mujer sino que, lo que básicamente se le toma en cuenta, es si dispone de vagina o de pene. Sí, así de grosero y así de claro. Para que las instituciones funcionen, la sociedad sea verdaderamente progresista, no debe contemplarse un sistema de cuota, sino que lo que debe hacerse es remover aquellos obstaculos sociales y educativos que nos llevan a pensar que hombres y mujeres no tenemos la misma capacidad, preparación o formación para asumir idénticas obligaciones, deberes o responsabilidades.

Creo firmemente en la valia de las personas por si mismas, con independencia de su sexo. Lo anterior puede dar lugar a que por ejemplo todo el Consejo de Ministros de un país pueda estar totalmente formado por hombre o totalmente formado por mujeres, en función de que los que opten a tales cargos estén más o menos preparados, y ello no debe escandalizar a nadie, pues lo que debemos primar es una administración competente y efectiva. El sistema de cuotas lo único que provoca es que en ocasiones, sin ninguna necesidad, tengamos al frente de las instituciones a verdaderos tochos sólo para dar cumplimiento a las malditas cuotas. 
Para muestra un botón, observen nuestro Consejo de Ministros y, como yo, pensaran que el sistema de cuotas es una verdadera mierda.