jueves, 11 de febrero de 2010

FOLIO EN BLANCO

Vamos en el coche, como todos los jueves. Hoy no hay karaoke al ritmo de la música más pachanga que suena en la radio. Cada una en lo nuestro. Tenemos demasiado en que pensar o en que "no pensar". Hacemos un pacto, en los próximos 40 kilómetros, no nos vamos a dirigir la palabra. A la vuelta ya hablamos y cantamos lo que quieras. Haremos catarsis. Un trato es un trato. Berta se concentra en la conducción y yo en mirar por la ventana. Pero es inevitable, llegamos al primer peaje, me toca en el hombro y me pregunta en que pienso. Le digo que en un folio en blanco. Me contesta que vale, que le pase la tarjeta de crédito y que siga mirando por la ventana. Tiene claro que hoy no es mi día. LLegamos a una retención, carraspea y pregunta ¿Un folio en blanco? ¿Por qué en un folio en blanco?. No dejo de mirar por la ventana, no quiero que me siga preguntando. La respuesta es sencilla, hoy quisiera que mi vida fuera un folio en blanco. Tener espacio libre para llenarlo de tachones, suma, restas, deseos, listas de pros, listas de contras, próximas estaciones, de sueño por cumplir. Pero esto no hay quien lo entienda, así que para despistar empiezo a tararear una canción. Berta, suelta el volante, me toca el hombro de nuevo y mientra me mira muy seria me dice: esta noche salimos.


snow patrol - Chasing Cars