domingo, 21 de octubre de 2012

UNA NOCHE LEÍ A HOUELLEBECQ Y CREÍ VERTE



Esbozamos un gesto fatigoso
Olvidamos el emboque de los placeres menores.
Apenas queda nada después de tu aliento
Somos cautivos, admirablemente inútiles.









 © Fotografía Miguel Ramón Maramón