sábado, 21 de agosto de 2010

MY MOLESKINE


Siempre quise que me regalaran una moleskine. No me valía con que lo hiciera cualquiera, tenía que hacerlo alguien que deseara que anotara mil cosas para que se la entregara cuando estuviera toda llena.
Son las 04:00, vuelo PG944, mi avión empieza a tomar tierra, aeropuerto de Hồ Chí Minh. En mi macuto guardo una moleskine que compré hace dos días. He comprendido que sólo yo podía hacerme con ella. Empiezo a ver las luces de la ciudad. Estas son las primeras notas que tomo, serán para mí, para cuando no sea capaz de recordar quien soy y lo que hoy siento.