viernes, 11 de julio de 2014

LÉGÉREMENT ROSE

                                                                                                
                                                                                            "El sol parece una boca"


Es difícil encontrar el lugar adecuando en el que colocarte. Aquí nadie mira a nadie, nadie escucha a nadie.  El rumor de un televisor amaga cualquier palabra, cualquier gesto. La nostalgia del Martini seco asoma por las esquinas y no hay donde guardarla. Bolsillos rotos que nos desmerecen, que rompen y pierden apuestas. Un perro ladra al sol y quema el desastre de no poder susurrante al oído “Le ciel est légérement rose”.