sábado, 2 de octubre de 2010

NOCTURNO DE Windows 98 -Carlos Salem-


Mientras la noche es empujada por un viento irregular
(y mi hijita duerme al fin en su cuna
-esa tos diminuta-
y ella fuma escaleras abajo
el primer cigarrillo con sabor a domingo perdido
y el tiempo me permite que lo amase
entre índice y pulgar):
decido arriesgarme en un poema
del que mañana lunes no reniegue
que se coma las comas si apetece
que salte las mayúsculas si puede
que sea más que un baile de palabras.

Y esa el momento
ahora o nunca
con el décimo ducado de más
ahumado el cenicero
(si se entera mi médico)
y la cuarta copa de ino
blanco frio semi-dulce
(mi hígado me quiere)
está todo en las teclas
que se ordenan y cantan
que llaman a mis dedos
que las hurgan
propiciando el nacimiento en la pantalla.

Pero no.
El señor ordenador toma las riendas
y decreta el retorno de las comas
ordena inapelable –que es lo suyo-
una mayúscula en cada línea que comienza
y la incorrección de la palabra “culo”
Y me salta de página
y me aplana los párrafos
y me cambia lo que cree inconveniente.

Evoco a la puta madre de mister gates
Y me rebelo contra la mecanización
idiotizada
y recuerdo con ternura a esas maestras
que tanto me insistían en la infancia
sobre la caligrafía bien cuidada
la libertad de dibujar con las palabras
que es lo que nos diferencia de las máquinas.
En eso tenían razón
En todo lo demás nos engañaron.

Hoy están muertas mis maestras
yo sigo vivo
o eso creo
y tengo una pésima letra.

La niña tose y no me queda vino.
Ella pensará que no la amo.
El tiempo es una bola pegajosa
que disparo
por la ventana al viento irregular
que empuja la noche
hacia otro lunes

Apago y bajo.


Del poemario: "Memorias circulares del hombre peonza"

Nick Cave and the Bad Seeds - Are you the one (that I´ve been waiting for?)



© Fotografía: AN