miércoles, 27 de abril de 2011

NOSTALGIA


A las 23 horas de un 27 de abril de hace ocho años falleció mi padre. Pasan los años y uno aprende a sobrellevar las ausencias. Creo que no ha pasado un momento del día  de hoy que no lo haya tenido presente. 
Podría escribir muchas cosas, pero no se me ocurre nada mejor que dejar uno de los chistes más tontos que he escuchado en mi vida pero que a él le hacían desternillarse de la risa.
Pues eso.