jueves, 20 de enero de 2011

PLAN B -Rafael Caunedo- (Fragmento)

A finales del año 2009 me encontraba en Madrid. Había acudido a unas maratonianas jornadas de trabajo. La necesidad de escapar durante un rato me llevó al centro y de ahí a perderme, por un par de horas, leyendo las contraportadas y las solapas de unos libros amontonados en pequeñas pilas. Uno de ellos llamó mi antención. Lo cogí, pagué, lo guardé en mi cartera y volví a encerrarme durante unas cuantas horas más. Regresando a casa, con el cansancio y la decepción a cuestas, pensé en la necesidad dar algunos giros. Recordé mi adquisición y, durante las dos horas y media que duraba mi vuelta a casa, no pude dejar de leer aquel libro que entró en mi cartera por una ¿casualidad? ¿por unos zapatones de payaso? Siempre digo que no creo en las casualidades. Llegó porque todos necesitamos tener un Plan B.
--------------------------------------------------------------

La última frase del libro la leyó tres veces.
   "...estamos sujetos al devenir del azar y de las casualidades. La vida es como una partida de Ping Ball en la que el destino te zarandea de un sitio a otro, a veces descontroladamente, sin saber nunca lo que nos deparará el futuro, aunque indefectiblemente, la partida siempre acaba cuando la bola cae en el último agujero.
Antes de que eso ocurra, todos deberíamos tener derecho a un Plan B, a una última bola extra".
   Guzmán de Castro.

© Fotografía naq