lunes, 21 de marzo de 2011

ATCHUNG...SPRING IS HERE


La primavera ha llegado a la ciudad.....pero yo estoy premenstrual. Lo cual quiere decir que me importa un rábano que a partir de hoy los pajaritos canten, las nubes se levanten, el sol aumente el tono vital del personal y que empiece el tortoleo sin par entre hombres y mujeres añosas. Me da igual, por mí como si cae la tormenta mundial (casí que mejor, me compré la semana pasada unas botas de agua monísimas y las quiero estrenar).

Estoy premenstrual, osea, sufro de hinchazón corporal, me duele la cabeza, sólo pienso en comerme un par de panteras rosas (incluso he soñado con ellas), el latex me da tiricia y, si no fuera porque calzo un número de pie relativamente pequeño chafaría el mundo con mis propias botas.
Así que voy a esperar a la próxima semana para celebrar la llegada de la primavera, para escuchar como cantan los pajaritos, para contemplar como las nubes se levantan y  para glosar los encantos de las alergias que la estación nos va a traer. Mientras, si nada lo impide, me dedicaré a la vida contemplativa y a observar, cual buho contenido, las alucinantes cosas que pasan a mi alrededor.
Sólo espero que este entusiasmo que ahora relego para los próximos días, por obvias necesidades corporales, no se vea enturbiado por una invasión de astenia. 
Si se me arrima, prepárense, porque lo tenemos claro, les auguro unos textos de lo más tenebrosos y asesinos del mundo.

PD.: Del síndrome premenstrual sólo salvo los morritos a lo Angelina Jolie que luzco toda la semana.