jueves, 5 de mayo de 2011

GRACIAS

 

Siempre me produce una sensación de extraña vergüenza y pudor cuando alguien se acerca a este blog y deja, en mi cuenta de correo, o en la propia página, mensajes en los que me dan las gracias por dejar por escrito, en mis escritos, algunas cosas que ellos sienten, o piensan. Me da un verdadero ataque de pudor porque siempre pensé que esas cosas que anotaba en trocitos de papel, que se apilaban en un cajón de madera gigante, no podían interesar a nadie. Por eso, me produce una enorme sorpresa, grata por supuesto, recibir este tipo de mensajes.
La existencia de una pantalla de por medio me salva de mostrar el rubor que pocas veces pudo controlar cuando los leo.
Son muchas las cosas que tengo que agradecer, una de ellas que alguien pierda un minuto de su tiempo pasando por aquí, leyendo las cuatro letras que tramo siendo quien soy.  
Gracias a todos los que os acercáis hasta aquí. Gracias de verdad.


P.D.Hoy no pensaba escribir nada, ha sido un día muy difícil, largo y cansado, pero he recibido un correo que merece algo más que una simple contestación en su dirección de e-mail. Gracias ;-)