domingo, 15 de mayo de 2011

HIPNOTIC RAIN


La carretera nos devuelve los reflejos acuosos de los faros sobre el asfalto. No hay nadie más. Viajamos acompañados por el silencio y el ininterrumpido rumor del mar. 
Llueve.

"Siempre escoges el camino más largo".
Cruzamos la mirada en el espejo y su leve parpadeo lo afirma. No hace falta decir nada más. Prolongamos el viaje de vuelta porque sabemos que, cuando termine, nada volverá a ser igual.
El silencio lo dice todo. 
Se llena de anticipada añoranza, mientras, mecidos por el sonido de la noche, miro hacia otro lado