martes, 26 de enero de 2010

EL AZUL


Camina muy rápido por el largo vestíbulo, casi a saltitos. Un anuncio por megafonía. No hay tiempo. Baja corriendo las escaleras mecánicas acompañada de un taconeo firme. Empieza a rodar. Por la ventana, el azul. Velocidad 350 kilómetros hora.
Próximo destino: ¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?