jueves, 23 de septiembre de 2010

“Hominidus Enchufatis Rastreatorum”


A fuerza de matar horas en los aeropuertos, he descubierto una nueva clasificación del ser humano “Hominidus Enchufatis Rastreatorum”. Sí, existe en todos los aeropuertos del mundo, se lo puedo asegurar. El “Hominidus Enchufatis Rastreatorum” (de ahora en adelante HER), pueden ser sujetos pertenecientes al género tanto masculino como femenino, si bien el estudio realizado apunta a altos índices de testosterona en los HER que recorren husmeando insaciablemente la terminal aeroportuaria a la que llegan. La finalidad encontrar un enchufe a la corriente eléctrica al que adosarse con su portátil, smartphone o cualquier otro cachivache electrónico que le permita comunicar con el resto del mundo menos con los que tiene sentado a su lado.
Los HER se delatan, inicialmente, por mantener la vista fija en todos los rodapiés que van encontrando a su camino y una permanente mirada de cabreo al ver que otros HER se le han adelantado en la búsqueda del preciado enchufe.
En este mismo instante, desde la atalaya que es la cafetería de la Terminal 1 del Aeropuerto del Prat, tengo algunos a mi alcance. Me dan un poco de miedo, debo reconocerlo, no porque yo ande enchufada (una es previsora y se trae la batería del móvil, del portátil, incluso la de la Epilady cargadita de casa), pero me miran con cara de envidia al ver como aún tengo reservas en mi batería.
Quiero seguir viviendo un poco más, así que voy a cerrar disimuladamente la tapa de mi portátil, lo guardaré con cuidadito en mi bolso, y voy a silbar, como el que no quiere la cosa, para que estos HER que miran insaciablemente mi batería se alejen. Flus flus.

Eurythmics - Sweet Dreams (Noisia Rmx) (Drum, Darkside).