jueves, 30 de junio de 2011

FRAGILE


Los lugares más seguros del mundo no se encuentran señalados en ningún mapa. Puedes intentar trazar rutas imaginarias a territorios recónditos, cobijarte en plazas apacibles pero puedes tener la certeza que, en ninguno de ellos, no  encontrarás la calma, el sosiego,  que demandas.  
Sólo una brújula imantada con el roce de su piel te llevará al único refugio vital que existe, y ese no es otro que el abrazo de la piel amada.

© Fotografía naq


7 comentarios:

  1. Una piel sobre otra.
    Es eso.
    Y se conocen, y se aman.

    ResponderEliminar
  2. Casi siempre querido Valls, casi siempre.

    ResponderEliminar
  3. Kenit, eso es lo mejor, pero lo mejor de lo mejor aunque a veces dure, lo que dura un suspiro.

    ResponderEliminar
  4. ...por eso no es bueno quererse sólo a uno mismo...

    ResponderEliminar