miércoles, 1 de junio de 2011

LLUEVE


La lluvia cae con rabia. Los soportales por refugio. Hubiera sido más sencillo esperar a que escampara pero camino sin prisa bajo el manto de agua que, desde hace unas horas,  cubre la ciudad. Me recojo el pelo mojado y sigo caminando. Sólo es un aguacero más.