martes, 7 de diciembre de 2010

PERDER TEORIAS -Enrique Vila-Matas- (Fragmento)

 


"Minutos después, por mi ventanilla me quedaba literalmente extasiado viendo un paisaje que parecía salido directamente de una novela de Gracq, viendo el azul ceniciento de las lejanías donde un valle se sumergía más allá de los lindes de un bosque de abetos rojos. Y en medio del éxtasis, sólo una certeza como bálsamo secreto y último de mi condición de héroe en el relato titulado "La espera: La certeza de que mi teoría de Lyon era idéntica a mi vida y a la espera en la que consistía mi vida y también a la espera que habitaba dentro de esa espera, que a su vez contenía otra espera. Es decir, que mi teoría de Lyon no había no había sido más que un acta levantada con el único propósito de librarme de su contenido, tal vez un acta levantada con el propósito exclusivo de escribir y perder países, de viajar y perder teorías, perderlas todas".