miércoles, 6 de julio de 2011

HABLEMOS DE SEXO BAJO UN OLIVO


Que pasaría si ustedes, de golpe y porrazo, espetaran: “No cambio una juerga con mis amigas más que por una noche de sexo desenfrenado con un hombre que me haga morir de la risa”,  pues yo se lo digo, provocarían cientos de comentarios jocosos, divertidos, entorno al sexo, a las fiestas, entorno a cualquier cosa que permita hacer un poco de guasa en relación al tema. 
Lo digo con conocimiento de causa y muchos de los que leen este blog también lo saben, ellos mismos han participado en una graciosísima sarta de comentarios, en facebook, en la que en menos de 10 minutos se han colgado aproximadamente cien comentarios a la anterior afirmación. 

Para pensárselo, ¿no?  ¿Dónde está la gracia? ¿En las fiestas con la amigas? ¿En el sexo desenfrenado? ¿En el hombre divertido? ¿En hablar de sexo? Pues yo lo tengo claro, la gracia está en que nos gusta hablar de sexo y, sobre todo, nos gusta reírnos con el sexo, hablando de él y, por supuesto, disfrutando de él.

Y es que a todos, por lo general, nos gusta el sexo, el buen sexo. En mi caso, si además viene acompañado de unas buenas risas entonces ya me elevo al séptimo cielo, hago doble pirueta y canto el Hulalá. Y es que no hay nada como morirte de la risa mientras andas enzarzado en el cuerpo de otro.

Todos tenemos anécdotas de episodios sexuales absolutamente cómicos que merecen pasar a los anales de nuestra historia personal. Algunas de ellas no son destacables por habernos convertido en meteóricas máquinas sexuales, sino por otras cosas. Piensen en alguna que les haya ocurrido y les haya parecido especialmente divertida, seguro que cuando la recuerden se les pone una sonrisa de oreja a oreja.
Voy a dejar abierto este post para que cada uno deje escrita la que considere una de las anécdotas sexuales divertidas que les hayan ocurrido.

Dejo apuntado: un olivo; una luna lunera y cascabelera;  un par de cepillos de dientes; una cama flotante;  más sueño que carpeta y unas risas que se escucharon hasta en "Las Kio". Métanlo todo en una coctelera, agiten e imaginen lo más desternillante. Aún hoy, cuando lo recordamos, las risas nos desmelenan. Y es que es lo bueno de estas cosas, que no sólo las gozas en el momento sino que tiempo más tarde aún tienen más gracia. Y es lo que tiene el sexo, que si bueno es tenerlo, contarlo no le va a la zaga.

Llega la hora de las risas, dejen sus anécdotas, queda abierta la veda, y ahora no se corten.

16 comentarios:

  1. No sé.
    Al sexo si le echas ganas suele salir bien.
    No deberíamos complicarnos la vida con el mete y saca.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Valls, ser voyeur igual tiene también lo suyo :)))))))). Ahora, no olvide nunca mirar bajo un olivo, si ve dos que se parten de la risa, ya sabrá de que están hablando.

    ResponderEliminar
  3. Kenit, el simpele mete-saca es un rollo. O se le hecha salsa a los caracoles o al final siempre es lo mismo. Un rollo vamos.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. O la gente folla poco o sus polvos son aburridísimos…

    ResponderEliminar
  5. Duplex pijísimo, 8 personas engullendo cena pica-pica,dos desaparecen. Un baño utra-cool y en pleno frenesí al apoyar la manita,en la pared, un chorro de agua moja la escena y a los actores ....
    La salida del habitaculo , apoteosica¡¡

    Moraleja ; Usen los baños de casa ajena, solo si es de extrema necesidad.

    ResponderEliminar
  6. Alguna vez estábamos jugando divertidamente con un lindo hombre de corazón tierno, todo iba fantástico al ritmo de las canciones de mi lista de reproducción de itunes; de pronto en medio del disfrute alcanzamos a escuchar una melodía demasiado angelical, era el sound track de shreck ALELUYA.. no pudimos parar de reírnos y obviamente nos desentendimos de lo q estábamos haciendo y nos pusimos a conversar y a reírnos mas... El aleluya nos interrumpió literalmente nuestro aleluya.. :)

    ResponderEliminar
  7. Pepo, pues ellos se lo pierden. En esta vida hay pocas cosas que den gusto y sean gratis.

    ResponderEliminar
  8. Que bueno Poma. Yo recuerdo una vez que en casa de unos amigos, una pareja desapareció durante horas, estaban encerrados en el baño y el pestillo atrancado. Estuvieron horas en el baño nadie subió al piso de arriba y como estaban en plan tortolos no les echamos de menos. Cuando les rescatamos ya se habían enfadado, se habian desnudado antes de entrar en el baño y la rescatamos en bolas. Las risas fueron de escandalo, las del resto.

    ResponderEliminar
  9. Que bueno Lu. Hace un tiempo con quien era mi pareja nos pusimos a hacer la siesta en una hamaca colgada entre dos pinos. Yo tengo poca resistencia a las cosquillas, cuando le dio por jugar, con el balanceo de la hamaca nos caímos al suelo, la pose era tan indigna que no podiamos por menos que reirnos. Imposible levantarse.

    ResponderEliminar
  10. Eso de que da gusto y es gratis.... habrá alguien que no esté de acuerdo.

    ResponderEliminar
  11. Pues alguien habrá Steppenwolf, pero en ese caso tiene un problema.

    ResponderEliminar
  12. Anita, esa moral tan estrecha?, no me lo puedo creer.

    ResponderEliminar
  13. Estrecha? Por qué? Si digo que no gozar del sexo es una pena, y tener que pagar pudiendo no hacerlo...no sé.

    ResponderEliminar
  14. Jajajajaja, recuerdo en un camping hace muchos años, en la tienda, en faena, cuando un tipo puso en un coche aparcado cerca, a todo volumen, los grandes éxitos de.... "El Chivi"!
    Yo, partiéndome el culo cada vez más y cada vez menos en lo que tenía que estar, y ella, indignada por las letras machistas, maldiciendo... Al final lo dejamos y al salir les pregunté por el "artista", a quien nunca había escuchado antes. Eso que me llevé.

    ResponderEliminar
  15. Quaking, creo que voy a buscar una grabación del Chivi . Debe der la monda :))))))

    ResponderEliminar