viernes, 10 de febrero de 2012

MINIMALISMOS XXVII


"No hay más sordo que el que no quiere oír, ni más ciego que el que no quiere ver". 

Si escuchaste el rumor de las velas rasgando el viento, el oleaje golpeando el casco, aunque no llegaras a verlo, puedes estar seguro, el barco zarpó sin ti. No era tu viaje.