lunes, 5 de octubre de 2009

RESIGNACIÓN

Cuando la vida te golpea, el vértigo te hace caer y crees que no podrás volver a levantarte, llega un aire de resignación y con él la vuelta a la vida consciente, dura, difícil e insondable. Unos llegan y otros se van y, en el ínterin, un ejercito de personas que quiere lo ya materialmente inexistente, que sufren la ausencia y que ni la inconsciencia del paso del tiempo adormecen el recuerdo.