miércoles, 16 de junio de 2010

RECREACIONES (V) ARTHUR MILLER-MARILYN MONROE


Llegamos donde otros no pudieron. Me adentré en el caos que se esconde tras un bello envoltorio, esperando encontrarte de verdad. Hallaste un asidero a un mundo cierto, lejos de lo aparente. Rozaste el mundo real. Creí devolverte la esperanza mientras me desesperanzaba, dejando girones de mí mismo por el camino. Creamos un caos estéticamente bello, intentado conjugar el secreto funcionamiento de dos seres complejos.
Pagamos un precio tremendo. Desafiamos dos mundos, sumiéndolos en una feroz batalla. El resultado sólo fue la reafirmación del caos surgido del titánico enfrentamiento entre dos fuerzas centrífugas que todo lo engullen, a fuerza de girar sobre si mismas. 
Repulsión. Los dos microcosmos siguen girando sobre sus propios ejes, sin que nada más quepa, sólo ellos dando vueltas y más vueltas. Derviches del infinito.
Vivir con el estigma de la belleza huera fue un tormento, vivir sin ella (sin tí) un infierno.

2 comentarios:

  1. Nunca me gustó que me hicieran fotos... En esta sonreí... Por ella...

    ResponderEliminar