jueves, 8 de marzo de 2012

MANUAL D'AMORE (IV)


- Y tú, ¿Puedes decirme por qué te pones tan borde?
- Porque te echo de menos.
- No quiero pensar en cómo te pondrás cuando me eches de más.

--------------------------------------------- 
"Érase una vez una mujer que había sido la muchacha que subió a un barco para ir a América y estuvo vomitando todo el viaje, no porque estuviera mareada sino porque estaba embarazada. Cuando lo supo, escribió al muchacho. Todos los días esperaba carta de él, pero la carta no llegaba. Ella trataba de disimular el embarazo para no perder el empleo en el taller de confección donde trabajaba. Semanas antes de que naciera el niño, alguien le dijo que en Polonia mataban a los judíos. «¿Dónde?», preguntaba ella, pero nadie sabía dónde. Dejó de ir a trabajar. No podía levantarse de la cama. Al cabo de una semana, el hijo del dueño del taller fue a verla. Le llevaba comida y le puso un ramo de flores en un jarrón al lado de la cama. Cuando se enteró de que estaba embarazada, llamó a una comadrona. Nació un niño. Un día la muchacha se incorporó en la cama y vio al hijo del dueño mecer al niño al sol. Al cabo de unos meses, ella accedió a casarse con él. Dos años después, tuvo otro hijo".

Nicole Krauss -La historia del amor-

9 comentarios:

  1. A veces el destino conoce caminos que uno nunca podría imaginarse.
    Me gusta la cita, incluso en lo breve es atrapante.

    ResponderEliminar
  2. Qué duele más, pensar que pueda estar sola, pensar que pueda no estarlo.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto Damián, la vida es sorprendente. Bss

    ResponderEliminar
  4. Anónimo: que te hace pensar que es ella? En todo caso, a saber que es más doloroso.

    ResponderEliminar
  5. No pasa nada, sólo un mal día. Que no sé olvidarla.

    ResponderEliminar
  6. Esos días son terribles, sí. Consuela poco que te digan que este "dia" acaba y que mañana, aunque parezca increible, saldrá el sol. Pero es así, siempre.

    ResponderEliminar
  7. No lo dudes, la ausencia mata.
    Beso.

    ResponderEliminar
  8. O sea que el/la borde echa de menos al otr@ cuando aún está con el/ella...

    ResponderEliminar
  9. Bueno, eso es como lo interpretas tú. Porqué hay muchas maneras de iterpretar las cosas, aquí un ejemplo:
    1.- Estar sin estar, es decir, ser una "cosa" presente que es tanto cmo no estar.
    2.- Esta a medias, sólo está cuando el "echado de menos quiere".
    3.- La tuya, que esa sólo cabe interpretarse si se hace en la versión 1.
    En fin, que cada uno escoja la que quiera.

    ResponderEliminar