miércoles, 16 de septiembre de 2009

ALIENACIÓN AEROPORTUARIA

Hoy ha sido uno de esos días en los que no terminas de saber demasiado bien donde andas, todo por el trasiego que me ha supuesto estar a primera hora de la mañana en una ciudad del extrarradio de Barcelona, a media mañana en Barcelona, a media tarde en Baleares y apenas tres horas más tarde, nuevamente un avión y de vuelta a casa. Así que hoy, a parte de correr todo el día, tener los oídos sacando humo de tanto teléfono que he atendido, los dedos escocidos de escribir paridas en facebook, los pies cansados, y la ropa colocada de cualquier manera de la cantidad de veces que he tenido que sacarme la americana, el cinturón y los zapatos para pasar por detectores de metal, he llegado a la conclusión que los seres humanos estamos cada vez más alienados, empezando por la que suscribe.
He estado un rato en la sala de espera de la bonita Terminal I del aeropuerto del Prat y otro rato en la cutre sala de espera que tiene el aeropuerto de Palma. Confieso que no demasiado, procuro siempre llegar con el tiempo justo para embarcar y subirme a un avión en el que lo primero que hago es dormirme (conozco una persona que afirma que por los conductos del aire acondicionado nos rocían con algún gas somnífero. Yo siempre le digo que podría ser, pues soy la prueba viviente de quedarse frita nada más abrocharme el cinturón de seguridad). Y mientras esperaba en la sala de espera, pegada a un netbook a través del cual contestaba correos electrónicos, escribía en el muro de Fb de algún colega, repasaba los últimos documentos que me llegaban a Palma, contestaba al móvil y respondía desde este mismo teléfono a los mensajes que me remitían, he visto a una caterva de tipos encorbatados y de tipas con el mismo aspecto que yo que, en ese momento, estaban todos con los portátiles encendidos, todos contestando los teléfonos móviles, todos con cara de suficiencia y todos solos. De pronto, me he deprimido.
En que nos estamos convirtiendo.

Amy Whinehouse - Will you still love me tomorow