viernes, 16 de abril de 2010

FLUIR


El olor a limón lo inunda todo. El silencio es tan denso que noto su peso sobre mí. Me he acercado buscando un espacio en el que ordenar las pocas cosas en las que encuentro seguridad.
Inspiro y expiro, poco a poco, buscando la intersección de esos dos movimientos, para perderme en ese punto sin retorno donde la vida viene y se nos va. Siento pudor al reconocer la influencia que sobre mi ejerces, me vuelvo vulnerable y mis pensamientos se disparan en absurdas direcciones. Los pensamientos no se pueden controlar, sólo fluyen.
Si me desprendo de ti, pierdo. Si me quedo contigo, estoy acabada, por eso sólo dejo que todo fluya.


Charlie Haden - Travels